Angelina Jolie cuenta cómo pasó la cuarentena con sus hijos: «No soy una madre tradicional»

Angelina Jolie abre las puertas de su casa de Los Ángeles a la edición británica de la revista Vogue y repasa sus últimos meses de cuarentena en familia.

Foto: Gtres

Angelina Jolie es la gran protagonista de la nueva portada de la edición británica de la revista Vogue. La actriz ha abiertas las puertas de su casa en Los Ángeles para posar frente a las cámaras y mostrar cómo es su día a día con seis hijos. Una rutina diaria que durante la pandemia ha sobrepasado a la actriz, que se considera «no muy buena para las tareas del hogar«. A pesar de ello, Angelina Jolie afirma estar en el camino para ser feliz y se muestra impaciente por seguir cumpliendo años y llegar a los 50.

Angelina Jolie, una madre poco tradicional

«Nunca se me dio bien estar quieta. Aunque quería tener muchos hijos y ser mamá, siempre me imaginé como Jane Goodall, viajando en medio de la jungla. Nunca me lo imaginé de la manera tradicional. Siento que me faltan todas las habilidades para ser una madre tradicional que se queda en casa. Lo estoy superando porque los niños me están ayudando, pero no se me da muy bien», cuenta la actriz.

Y es que en los últimos meses Angelina Jolie y sus hijos no han salido prácticamente de su casa debido a la crisis sanitaria. Un encierro voluntario que afrontaron de forma diferente después de que su hija Zahara pasara por el hospital para someterse a una operación. «Nuestra vida no es tal y como nos imaginábamos, pero los cumpleaños se han celebrado y creo que nos ha hecho sentir más humanos. Hay algo bonito en todo esto».

Angelina Jolie Vogue
Angelina Jolie posa en su casa de Los Ángeles para la edición británica de la
revista Vogue (Foto: @britishvogue Instagram)

Angelina Jolie desea seguir cumpliendo años y acabar con los fantasmas del pasado

La actriz afronta esta nueva etapa con optimismo. «Siento que he superado algunas cosas. Estoy tratando de tener esperanza. Creo que esto es algo que todos hemos descubierto durante la pandemia». Y ante la pregunta de si es feliz Angelina responde: «No lo sé. Los últimos años han sido bastante duros. Me he estado concentrando en sanar a nuestra familia. Está regresando lentamente, como el hielo derritiéndose y la sangre regresando a mi cuerpo».

Un proceso de curación que Angelina piensa que aún no ha terminado, pero que con el paso de los años llegará. «Me siento mucho más cómoda a los cuarenta que cuando era más joven. Tal vez porque mi mamá no vivió mucho, así que siento la edad como una victoria en lugar de una tristeza. Me gusta. Estoy deseando que lleguen los cincuenta». 

Unos años duros para su familia en los que su separación de Brad Pitt ha sido parte fundamental. La ex pareja continúa con su guerra en los juzgados por la custodia de sus hijos. A pesar de ello, parece que Angelina quiere mantener buena relación con el actor, del que incluso es vecina. «Quería que los niños estuvieran cerca de su papá, que vive a solo cinco minutos».

Angelina Jolie Vogue
Angelina Jolie asegura sentirse joven y cómoda a los 40 y se muestra impaciente
por seguir cumpliendo años (Foto: @britishvogue Instagram)

Nuevos proyectos, nueva película y una subasta millonaria

Actualmente Angelina Jolie se encuentra centrada en su trabajo como embajadora de la ONU, una labor social que lleva cumpliendo más de 20 años. En el cine, este 2021 se pondrá en la piel de una superheroína de Marvel con la película Eternals. «Correr con un mono dorado no era como imaginaba mis cuarenta. Pero creo que es una buena locura».

Además, la actriz está a punto de ingresar una jugosa cantidad de dinero en su cuenta corriente, gracias a la venta de un cuadro histórico. Y es que ha decidido subastar el único cuadro que Churchill logró completar durante la Segunda Guerra Mundial. Una obra muy codiciada que el ex primer ministro regaló al que fuera presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt.

Ahora el cuadro es propiedad de Angelina Jolie, que ha decidido anunciarlo en la prestigiosa casa de subastas Christie’s, de Londres. Se desconoce cuál es el precio exacto de la obra, aunque se estima que el mejor postor podría llevársela por una cantidad entre los 1.7 y los 2.8 millones de euros.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio