Joyas de Primera Comunión, tesoros para siempre

Foto Unsplash @pattybphoto

En mayo muchos niños y niñas hacen su Primera Comunión. Uno de los primeros acontecimientos importantes de sus vidas y para el que llevan meses preparándose con muchas ganas y nervios. Cuando se acerca el evento muchos familiares y amigos les preguntamos qué quieren que les regalemos para recordar un día tan especial. Ante la respuesta nerviosa de: «No sé, lo que quieras» hoy hablaremos de esos regalos con significado y para siempre, ideales para festejar y recordar: las joyas de comunión

Regalos para toda la vida

Las medallas vuelven con fuerza como tendencia también entre los adultos

En los últimos años la tecnología (ordenadores, videoconsolas, teléfonos móviles, etc.) ha ido ganando terreno e importancia entre los pequeños. Actualmente es difícil que un niño te pida como regalo de comunión unas joyas, porque solo piensan en jugar y disfrutar cada instante. No obstante, los adultos sabemos que son un regalo a largo plazo y uno de los mejores recuerdos. Y no solo porque les llevarán irremediablemente al día de su Primera Comunión o a recordar ciertos detalles como la fecha, grabada en el reverso, sino que en el futuro les harán recordar con nitidez a la persona que se las regaló.

De hecho, aunque regalar joyas para la Primera Comunión siempre ha estado ahí en los últimos tiempos es una tendencia que vuelve con fuerza, especialmente para las niñas. Esto lo saben mejor que nadie madres, abuelas y padrinos, que visitan las joyerías para comprar joyas para sus hijas, nietas o ahijadas; con la idea de que en un futuro tengan un recuerdo suyo imborrable, tangible e imperecedero. Por eso no se buscan joyas pequeñas sin valor, sino joyas atemporales que puedan lucir en su juventud y su edad adulta.

Tendencias de joyas para la primera comunión

La idea de regalar joyas de comunión es que sean atemporales y para siempre

Entre los regalos que se hacen ahora mismo para las niñas que hacen la comunión destacan las medallas macizas y grabables seguidas de pendientes con rosetones de diamantes y pulseras de oro amarillo de 18 quilates. Mientras, las mejores joyas de comunión para niños a día de hoy son las medallas y cruces religiosas macizas de oro de 18 quilates, así como los gemelos de oro o los anillos tipo sello con el estudio de la familia o las iniciales grabadas.  

Y te estarás preguntado… ¿Y un reloj? Los relojes han sido durante años el regalo perfecto para los niños (no tanto para las niñas) porque de alguna manera era la única joya que lucían los hombres. Aunque sigue siendo un buen regalo para la comunión, especialmente si los relojes son automáticos, estos están siendo desbancados por joyas como la medalla escapulario o el sello familiar.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad