Cine

Antonio Banderas hace historia

El actor malagueño protagoniza 'Altamira', una película basada en el descubrimiento de las famosas cuevas prehistóricas.

Amalia Enríquez. 31/03/2016

No debe haber un estudiante que no haya recibido información básica de cómo, quién y cuándo se descubrieron las Cuevas de Altamira. Al menos eso es lo que yo creía antes de ver ‘Altamira, la nueva película de Antonio Banderas. Verla es darte cuenta del desconocimiento real de lo que ocurrió, de lo poco que -a veces- conocemos de nuestra historia y del trato dispensado a personajes determinantes en ella como Marcelino Sanz de Sautuola.

Sinopsis: 1878. Entre las verdes colinas y los picos rocosos de la costa de Santander, María Sanz de Sautuola (Allegra Allen), una niña de 9 años, y su padre D. Marcelino (Antonio Banderas), un arqueólogo aficionado, descubren algo extraordinario que cambiará la historia de la humanidad para siempre: las primeras pinturas prehistóricas encontradas hasta entonces, unos impresionantes bisontes al galope trazados con gran detalle.

d
Antonio Banderas interpreta a un arqueólogo aficionado

Pero la madre de María, la dulce y devota Conchita (Golshifteh Farahani), no es la única perturbada por este descubrimiento. La iglesia católica considera que la afirmación de que las pinturas sean obra de prehistóricos “salvajes” es un ataque a la verdad bíblica. Y, sorprendentemente, la comunidad científica liderada por el prehistoriador Émile Cartailhac (Clément Sibony) también acusa de fraude  a Marcelino y a su descubrimiento.

El mundo idílico de María se derrumba y sus intentos por ayudar sólo empeoran las cosas. La familia entra en una fuerte crisis y cierra la cueva. Será necesario todo el amor que se tienen para encontrar el camino hacia la redención y el reconocimiento.

Antonio Banderas interpreta a Marcelino. Haz clic para ver su entrevista
Antonio Banderas interpreta a Marcelino. Haz clic para ver su entrevista. Foto: Brian Hallett

Antonio Banderas no dudó en aceptar el reto de interpretar al protagonista, Marcelino Sanz de Sautuola, el hombre que luchó porque una sociedad, en la que religión y ciencia no casaban bien, aceptase como un gran hallazgo el descubrimiento de las cuevas de Altamira. El malagueño está seguro de que, por la incomprensión y la envidia de la sociedad española de aquella época (finales del siglo XIX), Marcelino murió de pena y con sensación de soledad.

Nos lo cuenta en esta entrevista exclusiva realizada para Telefónica Studios, coproductora de la película, que se estrena este viernes, 1 de abril. Rodada en inglés, en escenarios españoles y con un reparto con presencias destacadas del nuestro cine.

Banderas luchará para que le crean en tiempos difíciles
Banderas luchará para que le crean en tiempos difíciles

Explorando la Cueva de Altamira en Cantabria, María Sanz de Sautuola, una niña de nueve años, mira hacia arriba. Bajo una luz tenue, bisontes, ciervos, caballos, jabalíes. Más de cincuenta tipos de animales diferentes bailan y giran ante ella en una composición de movimiento impresionista. Es una experiencia de gran belleza. Altamira fue la primera cueva en la que se descubrieron pinturas prehistóricas y María fue la primera persona en 16.000 años en observar estas obras de arte. Esto cambió nuestra percepción del hombre primitivo para siempre.

Irene Escolar es
Irene Escolar es María Sautuola. Foto: Brian Hallett

Irene Escolar, una de las actrices del momento, es María Sautuola, la auténtica descubridora de las cuevas, en su etapa madura. Es la primera vez que rueda en inglés y en una producción cinematográfica importante. Un debut que le hizo sentirse como “una niña con zapatos nuevos”. Aquí debajo puedes ver su entrevista en exclusiva.

El núcleo de la película es la historia de amor entre una mujer y un hombre que tienen diferentes puntos de vista, pero que se aman profundamente. Su amor es puesto a prueba cuando Marcelino presenta las pinturas a los arqueólogos más prestigiosos del mundo y es ridiculizado y acusado de farsante. Él lucha por que el descubrimiento de su hija sea reconocido. Su esposa Conchita, una joven y bella mujer que profesa una profunda fe cristiana, se encuentra entre la espada y la pared, con el alma dividida entre el amor por su familia y su fe.

'Altamira' es una historia de amor y fe
‘Altamira’ es una historia de amor y fe

Tanto Marcelino como Conchita muestran una gran pasión y determinación en el seguimiento de sus respectivos ideales. Pese a que la Cueva de Altamira y sus pinturas son la causa de sus problemas, las pinturas son las que finalmente los reconcilian.

*Si quieres ganar un póster de la película firmado por Antonio Banderas, participa en nuestro concurso haciendo clic aquí.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies