Cine

Vuelve la tensión del thriller con ‘El Pasajero’

La última película de Liam Neeson es una persecución para frustrar la conspiración, atrapar a los asesinos y asegurarse de que el tren y sus pasajeros estén a salvo.

Amalia Enríquez. 25/01/2018

El tándem Liam Neeson y el realizador español Jaume Collet-Serra se está convirtiendo en un clásico en Hollywood. Sobre todo en unas películas que mezclan acción con intriga, convirtiéndose en thrillers muy bien aceptados en la taquilla. Siguiendo los éxitos de Sin identidad, Non-Stop (Sin escalas) y Una noche para sobrevivir, actor y director vuelven a trabajar juntos por cuarta vez, en otro explosivo thriller.

‘El pasajero’ (The Commuter) se centra en la frenética misión de un hombre que tratar de evitar un desastre en un tren lleno de viajeros. El guion les resultó muy atrayente a ambos profesionales, no solo por lo osado de la acción y la emoción del suspense, sino por el dilema moral al que se enfrenta el protagonista y las consecuencias que tiene para él, los pasajeros del tren y su familia en casa.

Sinopsis: Durante su trayecto habitual de vuelta a casa en tren, un hombre de negocios felizmente casado comienza a hablar con una misteriosa pasajera. Pronto se verá envuelto en una conspiración criminal que amenaza con poner en peligro tanto su vida como la de sus seres más cercanos.

Para su director, ‘El pasajero’ hace que el público se pregunte “si alguien te pide que hagas algo que parece insignificante pero de cuyas consecuencias no estás seguro por una recompensa económica sustancial, ¿lo harías? Esa es la decisión filosófica a la que el protagonista, un hombre de 60 años que acaba de ser despedido, que no tiene ahorros y está hipotecado hasta las cejas, se enfrenta. ¿Va a pensar solo en sí mismo o va a considerar las posibles consecuencias morales de lo que le han pedido? Esa es la pregunta que queremos que se plantee el público”.

El guion atrajo desde el principio a Liam Neeson

Liam Neeson considera que el que la historia se narre en tiempo real, es otro elemento que le da gran tensión dramática: “La historia funciona porque se desarrolla en ese espacio de tiempo. El protagonista se da cuenta de lo que su acción pone en marcha y se dispone a identificar a la persona que tiene la clave de la conspiración. Así que la tensión va en aumento en cada parada, según se van subiendo más pasajeros y le van dejando nuevas pistas. El peligro incrementa gradualmente y la película se convierte en este thriller psicológico realmente trepidante, en la línea de ‘Extraños en un tren’ o ‘Con la muerte en los talones’ de Hitchcock”.

La historia se centra en Michael MacCauley, un gestor de poca monta en una gran aseguradora que vive con su mujer e hijo en Westchester, en el estado de Nueva York. Como tantos hombres trabajadores, está lidiando con una situación económica límite, intentando llegar a fin de mes, estirando al máximo su sueldo. Su hijo está a punto de marcharse a la universidad y su mujer no entiende cómo la familia va a subsistir.

El protagonista no tarda en darse cuenta de que está en medio de una conspiración mortal

De repente, un día, su situación empeora: Michael va al trabajo y le despiden. Sin embargo, no será lo único que estropee su día. En el tren de vuelta a casa al final del día, la pasajera de enfrente se presenta como Joanna y le hace una propuesta: que busque a un pasajero en el tren, al que no le pegue estar ahí, a cambio de una gran cantidad de dinero. Algo tentador y fácil a primera vista, pero no tanto si eres un ex policía que tiene un gran sentido ético de lo que está bien y lo que está mal.

Michael acaba accediendo a encontrar al “sospechoso” entre los pasajeros, usando su ingenio y su habilidad para descubrir su identidad, pero no tarda en darse cuenta de que está en medio de una conspiración mortal que podría acabar con la muerte de todos los que van en el tren, y él es el único capaz de evitarlo. Según va sopesando en quién puede confiar entre los pasajeros habituales, se ve metido en una persecución para frustrar la conspiración, atrapar a los asesinos y asegurarse de que el tren y sus pasajeros estén a salvo.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies