Belleza

La dieta de Harry que funciona

El principe lleva semanas haciendo una "dieta de limpieza" para estar espectacular el día de su enlace con Meghan Markle.

The Luxonomist. 08/05/2018

Harry era el príncipe discólo. Su depresión constante y la vida loca que llevó durante al menos una década a consecuencia de no asimilar la muerte temprana de su madre, Lady Di, afectaron también a sus hábitos alimentarios. Fumaba, bebía y comía fast food sin parar. Y esto, al parecer, ha cambiado. En la actualidad, la vida con su prometida Meghan Markle le está cambiando de forma radical, algo que hemos podido ver en las últimas semanas de forma más que notable.

Meghan Markle y el príncipe Harry almuerzan en casa todos los días y cuando salen a cenar, lo hacen a restaurantes de cocina sencilla y de gran calidad muy de moda en Londres como el italiano Bocca di Lupo o el vegano situado en Dean Street, Townhouse.

Harry, de 33 años, aparentemente ha dejado de fumar, lo publicaba el pasado mes de marzo el Daily Mail, y se ha puesto en manos de la nutricionista Gabriela Peacock que recomienda una dieta baja en azúcar y alta en proteínas para recuperar la línea y sentirse bien. Los que han estado asesorados por ella dicen que ejerce un reglamento estricto en las comidas y que utiliza suplementos vitamínicos que ella misma elabora para compensar las defensas, reducir la ansiedad y favorecer el descanso. Se trata de una especialista que ha trabajado para la propia reina Isabel II en 2013 y que se ha encargado también de la dieta de la princesa Eugenia, que se casará en octubre.

Meghan Markle es una apasionada del yoga y le ha inculcado unos valores sanos a Harry

Harry también ha reducido el consumo de alcohol, algo que en el pasado le reportó bastantes disgustos, tanto a él como a su familia. Apareció desnudo en algunas fotos durante una juerga en Las Vegas, mantuvo serios enfrentamientos con la prensa que le hacía fotografías en las discotecas de Londres y acabó seriamente afectado en fiestas de todo tipo. Dicen que la dieta y la ausencia de alcohol y tabaco han rebajado su peso en al menos cinco kilos. 

Y como el ejercicio es parte importantísima de cualquier dieta, el joven también acude al gimnasio de Chelsea todas las mañanas. Allí se le ha visto practicar yoga junto a su prometida, Meghan, a la que quizás le venga la afición de su madre, que es instructora.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies