Economía

Las grandes empresas del lujo afectadas por las protestas en Hong Kong

Conocedoras de la importancia del mercado chino para sus intereses, los gigantes del lujo tienen que medir muy bien sus estrategias de marketing, e incluso los textos que aparecen en las prendas que venden en China.

Abel Amón. 13/09/2019

Aunque con una breve pausa este pasado miércoles, en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la crisis política de diez semanas en Hong Kong ha venido empeorando. Las protestas en todo el territorio han llevado a un fuerte aumento de la violencia, con astutas tácticas empleadas tanto por manifestantes antigubernamentales (que llegaron a utilizar Pokemon Go para organizarse) como por la policía. En un movimiento sin precedentes para el centro financiero preeminente de Asia, las autoridades cerraron recientemente el aeropuerto de Hong Kong durante dos días seguidos en respuesta a grandes manifestaciones. Las protestas en la terminal culminaron en escenas que China rápidamente describió como «terrorismo».

La escalada ha alimentado la especulación sobre cómo podría responder China. «Si la situación empeora y se produce una agitación que el gobierno de Hong Kong no puede controlar, el gobierno central no se quedará de brazos cruzados», advirtió el jefe de la oficina de asuntos de China en Hong Kong, Zhang Xiaoming, la semana anterior. Los disturbios aún no parecen imposibles de contener con la policía de Hong Kong, pero los medios estatales de China han transmitido imágenes de las fuerzas antidisturbios de China continental maniobrando en la frontera con el territorio. La amenaza es clara y preocupante.

La crisis política que vive la ciudad de Hong Kong está causando problemas y malentendidos en el sector de la moda, llegando incluso a que los ciudadanos chinos animen a hacer boicot a determinadas marcas

La maquinaria de coerción china se pone en marcha

Medios de comunicación estatales han denunciado a Amazon por vender camisetas de «Free Hong Kong», aunque el gigante en línea no opera dentro de China. Otras marcas conocidas han sido puestas a prueba por los menús desplegables de ubicación en los sitios web de las empresas que podrían interpretarse como una sugerencia de que Hong Kong y Taiwán son países.

Para los ajenos a la moda, estos presuntos errores pueden parecer carentes de importancia, pero las marcas de lujo, cuyo mercado único más grande suele ser China, ha sido preciso presentar disculpas. Expresiones de contrición de diseñadores y gerentes extranjeros se exhibieron en los sitios de redes sociales, junto con cartas de rechazo por parte de celebridades chinas, renunciando ruidosamente como enviados de marcas errantes y enfatizando su amor por la patria.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Versace (@versace) el

La camiseta de Versace que sugería que Hong Kong y Macao eran países independientes

El 8 de agosto, una imagen de una camiseta de la firma de moda italiana Versace comenzó a hacerse viral en las redes sociales chinas. «Descubrí esto recientemente y me preguntaba si el diseño de esta camisa significa que Versace apoya la independencia de Hong Kong…», escribió un internauta. Tres días después, el producto ya estaba siendo duramente criticado por cientos de personas por aparentemente identificar en un listado de ciudades y países a Hong Kong y Macao como países independientes. La camiseta sugería que los territorios chinos de Hong Kong y Macao eran países independientes.

El hashtag «Versace sospechoso de apoyar la independencia de Hong Kong y Macao» pronto recibió más de tres millones de visualizaciones en Weibo, una de las redes sociales más populares en el gigante asiático. Muchos comentarios condenaban la acción de la firma, mientras otros le acusaban de tener «dos caras»aprovechándose del dinero de China mientras menosprecia su soberanía. Versace publicó un comunicado en Weibo el 11 de agosto, explicando que sus camisetas -que también contenían errores gramaticales- ya habían sido retiradas y destruidas a finales de julio.

La propia Donatella Versace mandó un mensaje en el que manifestaba su respeto a la soberanía de China y achacaba el problema a un error de diseño

Otras firmas como Dolce & Gabbana y Mercedes también tuvieron que disculparse y rectificar frente a las críticas de los internautas chinos

La firma pidió disculpas por la  controversia que, según dijo, causó «un error de diseño». La famosa marca italiana destacó que «ama China» y que «respeta con firmeza la soberanía territorial» del país. Donatella Versace, diseñadora y directora creativa de la icónica marca, publicó además una disculpa personal en su cuenta de Instagram. «Nunca quise menospreciar la soberanía nacional de China y es por eso que quiero disculparme personalmente por este error y por cualquier aflicción que haya podido causar».

Pese a que la caza de brujas de estas semana es una evidencia extrema del cibernacionalismo de los consumidores chinos, no es la primera vez que los internautas dan la espalda a firmas extranjeras por razones políticas. La reconocida firma Dolce & Gabbana fue el centro de una polémica en Internet en 2018, cuando lanzó un vídeo promocional para su desfile de moda en China que muchos en el país asiático tacharon de racista. Dichas acusaciones de racismo  llevaron a la cancelación del gran desfile anual de D&G. Ese mismo año, Mercedes recibió duras críticas por parte de los internautas en el país por citar al Dalái Lama en una publicación de Instagram. La empresa se acabó disculpando.

Otras firmas de moda como Dolce & Gabbana y Mercedes recibieron duras críticas en Internet debido a un vídeo considerado racista y una publicación de Instagram, respectivamente

Inditex se pronuncia a favor de la unidad China

Zara, la marca de moda propiedad de Inditex, ha lanzado un mensaje en las redes sociales chinas para desmarcarse de las protestas a favor de la democracia que se suceden en Hong Kong desde hace tres meses y apoyar la soberanía china sobre el territorio autónomo. El mensaje fue una respuesta a un periódico hongkonés que se preguntaba si el hecho de que cuatro tiendas de Zara permaneciesen cerradas el lunes obedecía a un apoyo a la huelga de estudiantes contra el Gobierno que comenzó este lunes. La empresa afirma que las tiendas abrieron, pero no a la hora habitual, sino cuando los empleados pudieron llegar, teniendo en cuenta los problemas de transporte derivados de las protestas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ZARA Official (@zara) el

A última hora del día, Zara emitió una nota en la red social china Weibo (una especie de Twitter chino) en la que expresa su apoyo a «la soberanía territorial de la República Popular de China y a la política de un país, dos sistemas» en virtud de la cual Pekín considera la plaza financiera de Hong Kong parte de su territorio y controla el Gobierno local, aunque permita cierta autonomía económica. Asimismo, señala que «nunca» ha estado implicada en ninguna huelga o actividad relacionada con las protestas en el territorio ni ha emitido comentario alguno sobre el asunto. El comunicado tuvo amplia difusión en la red social, con más de 170 millones de vistas.

Es evidente que las marcas de moda tienen que estar alerta para no caer en la animadversión de unas redes sociales que aparentemente de manera espontánea, pero con claro apoyo del Estado frenan amenazadamente cualquier crítica al sistema o a la unidad de China.

*Foto principal: Gtres

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies