De cerca...

ÀLEX MONNER: «Frente a una estufa, le haría un té a Jesús de Nazaret y le dejaría hablar»

Amalia Enríquez. 17/04/2020

Es uno de los actores más reconocidos de la nueva hornada de chicos con talento. Su protagonismo en “Pulseras rojas” le posicionó en el ámbito mediático, que le dio su aplauso con el personaje de Carlos Bandeira en “Vivir sin permiso”. Ahora acaba de estrenar “La línea invisible”, al lado de Antonio de la Torre, Anna Castillo, Asier Etxeandía y Paul Auger, interpretando al líder de ETA, Txabi Etxebarrieta. Fue quien cruzó “la línea invisible” de la organización al matar a la primera víctima de la organización, el guardia civil gallego José Antonio Pardines

The Luxonomist: ¿Qué te da la interpretación que no encuentras en otra actividad de la vida?
Àlex Monner: Quizás una de las más importantes es haberme enseñado que yo también puedo ser responsable. También me ha dado dinero y fama, cosa que no me ha dado ninguna otra actividad. Me ha dado épocas de reclusión, muchos líos en la cabeza, problemas identitarios, épocas de vibrante creatividad, no sé… muchas cosas.

TL: De “Pulseras Rojas” a “La línea invisible”. ¿Cómo ha sido la travesía?
Àlex Monner: Ha habido momentos de todo, no hay una crónica exacta de cómo ha sido… La travesía habrá sido igual de variopinta que la tuya, seguramente.

TL: ¿Cómo se prepara uno para matar… aunque sea en la ficción?
Àlex Monner: Me creí estar preparándome para matar desde que me dieron el planning de rodaje y vi qué día teníamos esa escena… Aunque luego “maté” y me di cuenta de que nunca voy a estar realmente preparado para hacerlo.

TL: ¿Has llegado a entender los ideales de los gudaris?
Àlex Monner: Un gudari lucha por la libertad del pueblo vasco. Mi bisabuelo era uno de ellos.

Fotos: Enrique Cidoncha

«Lo que mejor se me da hacer es estar nervioso»

TL: ¿Cómo ha sido la mutación de Txabi a Pepe?
Àlex Monner: Depende de cómo lo mires. Para algunos habrá sido cuestión de dos segundos, esos en los que Txabi, con inercia nerviosa para quitarse el tema de encima, saca un nombre de su boca al ser preguntado por Handía y decide que su mote será Pepe. Otros pensarán que la mutación ocurrirá en la V asamblea, donde Txabi coge las riendas de la reunión y se convierte en el líder de la organización… Para mí, Txabi se convierte realmente en Pepe durante el transcurso de una escena corta y aparentemente sin importancia, esa en la que se le ve mirando por la ventanilla mientras Txema conduce el coche hacia el primer caserío que se ve en la serie.

TL: Compartir “cabeza de reparto” con actores consagrados… ¿intimida o hace que te crezcas?
AM: Me torturo mucho con muchas cosas, esa por suerte no es una de ellas. Haber tenido a Antonio de la Torre como antagonista es algo que podré contar a mis nietos.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
AM: Creo que sí. Yo por ejemplo soy extremadamente culé y reconozco que, el penalti que le hicieron a Lucas Vázquez en ese partido de Champions contra la Juve en el que Ronaldo metió el 1- 3 en el minuto 94, era penalti. Y reconozco que el 1-1 del Iniestazo en Stanford Bridge fue un robo a mano armada.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
AM: Yo que sé… ondeando la mano con suavidad pero con seguridad. O haciendo la V de victoria pero sin ladear la mano, con la mano recta.

«La suerte es más definitoria que el talento, absolutamente»

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
AM: Cada vez que presencio la paciencia y el tacto con el que Marta Aguilar cría a mi ahijada Carmela ¡chapeau! Cuando vi el Gari que compuso Enric Auquer en “Vida perfecta” ¡chapeau!.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
AM: ¡Los goles!

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
AM: Estar nervioso y dar afecto físico a las personas a las que quiero.

TL: Si pudieras ser otra persona o cosa, ¿por qué /quién optarías?
AM: Probablemente por alguien ya muerto. Quizás optaría por ser… Juan Bautista, el que en teoría bautizó a Jesús en el Jordán y luego fue asesinado por Herodes. Me molan los personajes relevantes en la sombra.

TL: ¿Qué ha sido lo que realmente ha marcado tu vida?
AM: Hacer la película Herois en el año 2009.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
AM: No tengo WhatsApp.

(Foto: La línea invisible)

«Marca España es decir que España es una mierda»

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
AM: A Jesús de Nazaret, para que me contara si tanto amor tenía dentro o no, y si tanta voz de Dios escuchó o no. Lo sentaría en una silla, le encendería una estufa en el caso de que al ir solo con una gastada túnica tuviera frío, le haría un té y le escucharía hablar.

TL: ¿Qué locura has hecho para conocer a uno de tus iconos?
AM: Cuando empezábamos, escalé hasta el balcón de la habitación de mi ex-novia, sin duda un icono para mí. Ese día la conocí un poco más a fondo.

TL: ¿A qué eres inmune?
AM: A la pregunta de quién es mejor, Messi o Cristiano.

TL: ¿El insulto hace callo?
AM: Yo creo que sí. Una vez en Lisboa, vi un hotel que Cristiano Ronaldo había comprado en medio de la parte antigua, nada más y nada menos que el hotel CR7. A la entrada, encima del mostrador donde se recibía a los huéspedes, había una frase que responde a lo que me preguntas: “Your love makes me stronger, your hate makes me UNSTOPPABLE (“Vuestro amor me hace más fuerte, vuestro odio me hace más imparable”).

TL: ¿Marca España es…?
AM: Decir que España es una mierda.

Àlex Monner en el último Festival de San Sebastián. Foto: Gtres

«La belleza da poder aunque se tiene que saber cómo usarla»

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
AM: Mi peine y mis gafas.

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
AM: Absolutamente.

TL: ¿A qué te suena la vida?
AM: A viento y palomas.

TL: ¿La belleza da poder?
AM: Sí, aunque se tiene que saber cómo usarla.

TL: ¿El dolor más intenso?
AM: El 4-0 del Liverpool del año pasado.

TL: ¿Ser elegante es…?
AM: Independizar India sin usar la violencia.

«Un gudari lucha por la libertad del pueblo vasco»

TL: ¿Qué te hace perder la templanza?
AM: El hecho de que haya dos bandos en política, dos tipos de sociedad. Los que confían en compartir y pretender entender lo desconocido, y los que confían en arrimar para casa y en no entender lo desconocido.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
AM: Pau Freixas será siempre alguien con el que me irá bien cenar.

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
AM: Àlex, eres igual de egoísta que tu padre.

TL: ¿La pregunta que no te he hecho y te habría gustado?
AM: Esta misma no está mal.

*Foto principal: Gtres.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies