La historia del broche que la princesa Charlotte lució en el funeral de Isabel II

La princesa Charlotte lució en el funeral de Isabel II su primera joya, un broche con forma de herradura con mucha historia.

Foto: Gtres.

En el funeral de Isabel II, Kate Middleton y Camilla Parker Bowles rindieron su particular homenaje a Isabel II luciendo las joyas que ésta les había dejado en herencia. Sin embargo, ellas no fueron las únicas que quisieron acordarse de la monarca de esta particular forma, la princesa Charlotte también lo hizo con un broche.

La princesa Charlotte luce su primera joya en el funeral de Isabel II

Broche Charlotte
La princesa Charlotte lució un broche con forma de herradura (Foto: Gtres)

La hija mediana de los príncipes de Gales acudió al funeral de su bisabuela luciendo su primera joya. Se trataba de un pequeño broche con forma de herradura que todos interpretaron como un guiño a la reina por su pasión por los caballos. Sin embargo, lo que pocos sabían es que se trataba en realidad de un broche con años de historia y que la propia Isabel II habría dejado a la pequeña.

Y es que si atendemos a la hemeroteca, no es la primera vez que un miembro de la realeza luce la pieza. En 1929, cuando la Reina Madre era todavía duquesa de York, lo llevó en uno de sus compromisos. La madre de Isabel II y tatarabuela de la pequeña Charlotte aparece en una fotografía con el broche de herradura, una joya que pasa casi inadvertida en el invernal look que lució entonces.

Un broche con forma de herradura que perteneció a la Reina Madre

broche reina madre
La Reina Madre llevó el mismo broche en el año 1929 (Foto: @historyfamousjewels Instagram)

Ataviada con un sombreo típico de los años 20, una bufanda de pelo y un abrigo, la Reina Madre posa ante la cámara luciendo el broche de herradura colgado de su camisa, un detalle que casi ni se aprecia, pues se camufla con los collares de perlas.

A pesar de ello, queda claro que la joya es la misma que llevó la princesa Charlotte al funeral de Isabel II. Una pequeña herradura plateada que, a diferencia de la Reina Madre, Charlotte llevaba apuntando hacia arriba.

Aunque el origen de la joya es desconocido, se cree por la fecha de la fotografía, que el broche podría haber sido un regalo de la Reina Mary, madre de Jorge VI. De ser cierta se trataría de una joya con más de un siglo de historia que ahora pertenece a la pequeña Charlotte y que, seguro, le podremos ver en más ocasiones.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil DONOTCACHEPAGE