El icónico Ford de Lady Di, subastado por más de 800.000 euros

El coche que Lady Di condujo durante su etapa como princesa ha salido a subasta y se ha vendido por más de 800.000 euros.

Ver a Lady Di conducir un coche fue una imagen muy habitual en los años en los que era princesa de Gales. A lo largo de su vida ésta condujo hasta cuatro coches diferentes, aunque uno de los más recordados es el Ford negro que llevó durante su matrimonio con el príncipe Carlos. Un coche que fue especialmente modificado para ella y en el que viajó en numerosas ocasiones con sus hijos. Ahora este vehículo ha salido a subasta y su nuevo dueño ha desembolsado por él más de 800.000 euros.

El Ford negro que conducía Lady Di cuando era princesa

Ford Lady Di
Lady Di conduciendo su Ford Escort RS Turbo junto a su hijo (Foto: @starsandtheircars Instagram)

A mediados de los años 80 la princesa Diana de Gales se dejaba ver por las calles de Londres conduciendo un Ford Escort RS Turbo de color negro. Se trataba del nuevo coche que la Casa Real le había dado a Lady Di para que lo sustituyera por su emblemático descapotable rojo.

La seguridad de la princesa fue el principal motivo que hizo que ésta tuviera que cambiar de coche, optando por un modelo que en aquella época era de los más deseados. El Ford Escort RS Turbo era un vehículo que solo se fabricaba en color blanco, pero que para la princesa se tiñó de negro, siendo probablemente el único modelo de este color que hay en el mercado.

Y es que los ingenieros de la firma hicieron en el Ford Escort RS Turbo una serie de modificaciones especiales para que Lady Di pudiera conducir el coche. Añadieron un espejo retrovisor secundario para su guardaespaldas y o instalaron una radio en la guantera. Detalles que hacen que este coche sea aún más especial.

El coche se ha vendido por mas de 800.000 euros

Coche Lady Di
El coche de Lady Di ha salido a subasta y ha alcanzado los 868.000 euros (Foto: silverstoneauctions.com)

Durante los años que fue princesa era habitual ver a Diana con este coche de compras en las boutiques de Chelsea o ir junto a sus hijos a los restaurantes de Kensington. Sin embargo, apenas cuatro años después la princesa dejó de utilizar el vehículo y se devolvió a la casa con apenas 11.000 kilómetros. Desde entonces el coche ha sido propiedad de directivos de la compañía o coleccionistas. Y ahora tiene un nuevo dueño.

A pocos días de que se cumplan 25 años del fallecimiento de Lady Di, el coche ha salido a subasta y ha sido adquirido por un residente de Manchester por 868.000 euros. Un precio bastante elevado, pues el coste de salida apenas superaba los 100.000 euros. Y es que el hecho de que sea un vehículo único y que perteneció a la desaparecido princesa han elevado el interés por hacerse con el coche.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE