Fashion

La Feria Baseworld mira por fin hacia el futuro

Baselworld se renueva con una oferta más selecta y la creación de espacios comunes más cómodos y atractivos.

Daniel Nicols. 27/03/2019

Aunque en los últimos tiempos hemos visto como Baselworld era criticada con dureza no solo por grandes grupos de relojería suiza, como es el caso Swatch, sino también por retailers, periodistas e infinidad de marcas, la edición 2019 ha sido un éxito. Es cierto que la Feria necesitaba cambiar y eso es justo lo que está haciendo.

Aunque ha continuado la tendencia de pérdida de expositores que comenzó hace tres años, pasando de 1.500 a ser poco más de 500 actualmente, en esta última edición hemos visto una mejora cualitativa importante. Vale más la calidad que la cantidad y la Feria ha mejorado muchísimo en varios aspectos que citaremos más adelante.

La introducción de espacios verdes ha sido un acierto en la feria

La joyería gana enteros

En esta ocasión hemos visto un cambio de paradigma, que está haciendo que se equilibren los pesos de la relojería y la joyería. Mientras la alta joyería toma cada vez más importancia, la relojería parece que pierde algo de fuelle. Los más pesimistas creen que Baseworld desaparecería si Rolex o Patek Philippe la abandonaran, pero se olvidan del potencial de la industria joyera cuyos crecimientos en los próximos años pueden incluso alcanzar los dos dígitos de media. Lo que está claro es que con el grupo Swatch o sin él, esta feria ha superado con creces a los años anteriores.

Se han creado lugares más amplios para facilitar el tránsito de los visitantes

Mejor diseño y sofisticación

En la parte de relojería, el menor número de expositores ha hecho que nazca una bella arbolada en la avenida principal, a la que han llamado Central Plaza, que articula todo el evento mejorando el diseño y la sensación de exclusividad, lujo y sofisticación que necesitaba. Con este espacio han ganado los asistentes y la marca Breitling, que ha pasado a tener una posición predominante en la feria. Quién sabe si finalmente seguirá siendo parte de Baselworld en 2020, a pesar de los rumores de que se mudará a Ginebra.

Existe una pasarela para ver las novedades en joyería y diseño

Nuevos pilares, nuevos atractivos

Además se han diseñado espacios culinarios donde los asistentes pueden dejar atrás temporalmente el brillo de las joyas y los relojes. La restauración ha mejorado exponencialmente, por lo que los expositores, periodistas y amantes de la relojería, han podido disfrutar de cocinas de todo el mundo.

Sin duda Baselworld 2019 también se recordará por la introducción de grandes cambios en el hall de joyería. Un espacio que parecía olvidado, pero que ahora es un centro de reunión y moda presidido por el Show Plaza, una pasarela de modelos con un gran despliegue audiovisual digno de Milán, París o Nueva York.

La joyería ha ganado peso en la nueva Baselworld

Más conectada

Por otro lado, a Baselworld se le achacaba ser una feria del siglo pasado, especialmente en lo referente a tecnologías y comunicaciones. Pero en esta nueva edición la conectividad se ha actualizado poniendo a disposición de los asistentes un wifi de última generación y estudios de grabación para poder transmitir en directo. Baselworld 2019 ha mejorado mucho y parece que está sabiendo asentar las bases para crear un futuro prometedor de la mayor vitrina de relojes y joyas del mundo.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies