Los duques de Cambridge bailan en Belice y evitan una protesta

Kate Middleton y el príncipe William disfrutan de dos días de estancia en Belice representando a la reina Isabel II en su Jubileo de Platino.

Iván Perlado. 21/03/2022

Los Duques de Cambridge han comenzado en Belice la serie de viajes oficiales que llevarán a los miembros de la familia real a distintos países de la Commonwealth. Todo ello como parte de los actos organizados para conmemorar el Jubileo de Platino de Isabel II. Haciendo gala de su buen humor y de la simpatía que les caracteriza, tanto Kate Middleton como el príncipe William recorrieron varios lugares de las islas. Aunque también tuvieron que enfrentarse a un inesperado cambio de agenda para evitar alguna protesta contra ellos.

En principio tenían previsto visitar una granja de cacao en la finca Akte’iL Ha, situada a las faldas de las montañas mayas. Pero algunos habitantes de la cercana población de Indian Creek mostraron su repulsa con manifestaciones en la calle, como resultado además de un conflicto que les enfrente a una organización benéfica de la que el príncipe William es patrocinador.

Kate Middleton (Foto: Gtres)
La Duquesa de Cambridge pudo disfrutar en Belice de las actividades locales (Foto: Gtres)

Kate Middleton brilla durante la visita a Belice

Para evitar que la protesta empañara la visita de los duques de Cambridge a esta parte de Belice, se produjo un cambio en la agenda y se añadió finalmente una visita otra granja de cacao. En este caso situada en la ciudad costera de Hopkins.

Allí es donde hemos podido ver una de las escenas más divertidas de la visita, protagonizada por Kate Middleton; que no dudó en unirse a un baile típico local con el que fueron agasajados antes de deleitarse con algunas de las especialidades realizadas con cacao.

Kate Middleton (Foto: Gtres)
Escogió a su llegada este look azul vibrante de Jenny Packham antes de acudir a Hopkins con un vestido de Tory Burch (Foto: Gtres)

La Duquesa de Cambridge escogió para la visita un vestido midi floral firmado por Tory Burch en tonos rojo y azul, en un guiño a los colores de la bandera del país. Completó su look con un clutch en forma de abanico de la diseñadora británica Anya Hindmarch, que ya vimos durante la gira de la pareja por Canadá en 2011. Las sandalias de cuña son de Stuart Weitzman y los pendientes de Sezane.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE