El duque de Edimburgo se disculpa por el accidente

El pasado 19, el duque de Edimburgo sufrió un accidente que él mismo provocó y que causó heridos. Ayer se disculpó públicamente.

Josep Sandoval. 28/01/2019
Foto: Gtres.

Finalmente, el duque de Edimburgo se ha disculpado con la persona que resultó herida en su reciente accidente de coche. Ayer, el Sunday Mirror publicó una carta en la que el consorte regio muestra su arrepentimiento: “No sé cómo manifestarle mi desolación por mi implicación en el accidente del cruce de Babingley. He pasado por allí en infinidad de ocasiones y sé perfectamente el enorme tráfico que hay. Era un día espléndido y soleado y sobre las 15 horas el sol estaba rasando sobre el Wash». En otras palabras, el sol estaba rasante sobre la carretera principal.

«En condiciones normales yo no hubiera tenido dificultad alguna en controlar el tráfico que llegaba desde Dersingham, pero lo que no podía imaginar fue que no viera llegar el vehículo y lamento profundamente las consecuencias. Quedé sacudido después del accidente, pero quedé más tranquilo cuando supe que ninguno de ustedes había sufrido daños de consideración.

Dado que empezó a formarse una multitud, un oficial de la policía me aconsejó de que me marchase a Sandringham House. Después supe que usted tenía el brazo roto, por lo que estoy terriblemente desolado. Le deseo una rápida recuperación tras esta experiencia traumática. A su disposición, Philip”.

Imagen del accidente. Foto: Gtres

A pesar de estas palabras, que parecen sinceras y reconfortantes, y que no suelen escucharse de la boca de un miembro de la Familia Real, hay algunos que piensan que lo ha hecho para quitar hierro a la polémica, mientras que otros creen que es un gesto de buena voluntad del anciano que está ya en los 97 años.

No hay procedimiento sobre el accidente

Como recordarán, el duque de Edimburgo tuvo un accidente de coche en los alrededores de Sandringham House, la residencia donde pasa parte del invierno. Se ha escrito del accidente no sólo por la magnitud de uno de los participantes sino porque éste no llevaba el cinturón de seguridad abrochado. Más tarde se supo que la reina se disculpó, y que el duque de Edimburgo volvió a conducir sin cinturón a los tres días. Pero todos esperaban la disculpa real por escrito. Y, finalmente, ésta llegó ayer.

*Foto principal: Gtresonline.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio